La mejor instalación de calefacción. No te doy la razón porque no la tienes.

dar la razon

Seguro que te ha pasado en muchas ocasiones lo mismo que a mi. Un día descubres que no tienes una enciclopedia en casa, por ejemplo, así que te pones a buscar cual es la mejor enciclopedia que puedes encontrar. No pocos problemas tienes para buscar una enciclopedia actualmente, ya no existen. Nadie tiene enciclopedias ahora porque existe internet: tu le preguntas a Google y el te da la respuesta.

A ninguna editorial le merece la pena el trabajo de preparar una enciclopedia, contratar a los especialistas, editarla e imprimirla…para vender uno o dos ejemplares. Pero tu sabes que le vas a sacar mucho partido, que cuando la tengas la vas a usar mucho. Tu veías a tu abuelo usar la enciclopedia de vez en cuando, ¿por qué tu no?

Es asombrosa la capacidad que tenemos de pasar trabajo buscando un deseo que tenemos. Lo más probable es que a todo cuanto personal le preguntemos, nos recrimine la opción. ¿Para qué quieres una enciclopedia?, a ti te hace falta un ordenador.

Ni caso, tu (y yo) sigues persiguiendo tu sueño, así que al final incluso consigues que alguien te haga una enciclopedia, aunque sea en griego profundo que no entiendes. Claro, no pasa ni un solo mes antes de que te des cuenta de que cometiste un error.

La mayoría de los lectores llegados a este punto pensarán: esto es lo que hace la mayoría de la gente, que es tonta, yo no. Te recuerdo la bicicleta que compraste para ponerte en forma, o las zapatillas de running, o los skies. Te recuerdo la colección de inglés o esa cámara de fotos tan cara, porque ríete tú de Cartier-Bresson.

En mi sector pasa exactamente lo mismo. Un señor cree que lo mejor que puede hacer para calentar su casa es inventar el “flujo retro-traído de espumas de pellets”. ¡Oye! y lo consigue, alguien le va a dar el placer de darle la razón.

Estoy convencido que he perdido muchas oportunidades laborales por no mentir a mis clientes. El cliente siempre tiene la razón es una de las mentiras más grandes que se pueden decir. Casi nunca tienen razón, y en todo caso deben limitarse a seleccionar entre las opciones existentes.

Vivimos en una época apasionante. Cada día, múltiples descubrimientos científicos nos facilitan más la vida. Nunca tanto como ahora vivimos dentro del futuro que veíamos en las películas de pequeños. Piensa en cómo eran las cosas hace diez años, o quince. Ni punto de comparación. ¿Por qué seguir confiando en prejuicios o ideas mal preconcebidas cuando ya se sabe que son erróneas?

Ese avance brutal de la ciencia y la tecnología exige un gran conocimiento. La especialización es la única forma de llegar a abarcar todo lo que se sabe sobre un determinado tema. Es imposible saber de todo. Podemos seguir mintiendonos a nosotros mismos cuando aceptamos trabajar con ese cliente que sabe exactamente lo que quiere, pero es un camino que no lleva a ninguna parte. ¿Te has dado cuenta de que es más inteligente conocer cuales son tus límites?

Por eso existen los centros de atención al cliente en las grandes compañías. Tu llamas y ellos te pasan con una amable señorita que en muchos casos no tiene idea de nada, pero aguanta tu mal humor. Además, te hacen esperar, te atienden mal, te dan largas, te exigen esto o aquello. La idea es clara: que te aburras de exigir pero no te parezca que es porque ellos quieren. No están en tu contra, es que cuando nos ponemos en modo cliente somos muy pesados y pedimos lo que no se puede dar.

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.