Reglamento de protección de datos y miedo comercial.

adult art caution cold

Durante este fin de semana, una empresa se ha puesto en contacto conmigo. Solicitan mis servicios así que muy dispuesto me he concentrado en facilitarles la información que pedían.

Muy difícil porque el correo consignado, donde yo podía responderles, no existe. Le llamo miedo y desconfianza comercial. Existe un asco al marketing en la sociedad que me resulta incomprensible. Todo el mundo tiene claro como tiene que ser la publicidad que puede llegarle, inexistente.

Estos días seguro que estáis hartos, como yo, de todos esos correos de actualización al nuevo reglamento de protección de datos (RGPD). Como pide una aceptación formal de las condiciones, la inmensa mayoría han tenido que solicitarla, porque no la tenían. Yo me he adelantado y guardo con mimo las aceptaciones de todos aquellos suscritos a este blog.

Se producen escenas tan extrañas como que ahora yo puedo inundar por correo postal de publicidad a quien me dé la gana. Papel que es perjudicial para el medio ambiente, y que tiene que ser llevado en trenes y automóviles hasta su destinatario consumiendo energía. Sin embargo no puedo enviar un mail comercial, algo que el destinatario puede desviar con inmensa facilidad (con un filtro de gmail por ejemplo).

Este reglamento de protección de datos se supone que es moderno. Estoy en contra del spam, por supuesto que puede llegar a ser molesto. Quizá fue el adelanto más importante de gmail, que recomiendo a todo el mundo, la desaparición de la mayor cantidad de spam de la bandeja de entrada. No obstante este reglamento de protección de datos, desde mi punto de vista, protege los medios tradicionales de publicidad, los caros.

En España ya existía la LSSI, que pocos cumplían, pero que ya exigía la confirmación para poder enviar un mail. El abuso de correos no solicitados ha llevado al nuevo reglamento. El coste de preparar un mail, y enviarlo es muy pequeño. Contratar una cuña en la radio, en la televisión, un anuncio en una revista o periódico es enorme. Además la visibilidad de esos métodos es muy pequeña.

Me imagino que las personas de la calle nunca se han encontrado con la necesidad de hacer publicidad para dar a conocer sus negocios. Ese dicho “la mejor publicidad es la que te hacen los clientes boca a boca”, es la mayor patraña que cualquier quiere creerse. Lo cierto es que “paño de oro en arcón no se vende“. Ya puedes tener el mejor producto del mundo, que aún así tienes que publicitarlo, sino nadie lo comprará porque sencillamente no lo conocen. Hasta Apple con su iphone, que se come la cuarta parte del mercado, hace publicidad.

En mi caso es doblemente difícil. Mi tipo de negocio es lo que se llama B2B, en su mayoría. De empresa a empresa, mis clientes son empresas. Ahora no puedo enviar un mail a una empresa instaladora que vea por la calle. Con respeto, solo decirle que existo y que puede contactar conmigo, si le hago falta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s