No es mi responsabilidad. La gran excusa oculta de las instalaciones de seguridad.

A menudo, debido a mi trabajo, tengo que explicar cuestiones “macro” relacionadas con el sector energético y cómo se relacionan con cuestiones “micro”, sirva un ejemplo.

Casi todo el mundo está de acuerdo en que es increíblemente extraño que España no lidere año tras año cualquier cosa que tenga que ver con la energía solar en Europa. Todo el mundo se indigna cuando el gobierno español, sea del color que sea, apoya medidas en contra de la energía solar, o cualquier otro tipo de energía renovable.

Por supuesto que lo más fácil es demostrar esa indignación mediante un acaloramiento llamativo durante una discusión cualquiera. Ya no me extraño de la capacidad de los que me rodean por indignarse con cualquier cosa. No quiero decir que esté en contra, a mi me parece lógico, incluso puede que esté de acuerdo en muchos casos con esa indignación.

España tiene que liderar la instalación de captadores solares,…, pero,…, ¿cómo puedo hacer para ahorrarme ese dinerito en mi casa?

Estoy seguro que la mayoría de instaladores que lean esto saben de lo que hablo. Todos somos capaces de gestionar muy bien el dinero de otros. Todos sabemos lo que tienen que hacer los otros, pero mi caso es distinto. Para eso, hago como la de la foto que encabeza esta anotación: miro para otro lado.

Tengo mi teoría al respecto: le llamo “los documentales de la 2”. Cuando hacen preguntas en la calle en las encuestas a la gente y le inquieren sobre qué tipo de televisión ven, esa es la contestación más habitual. Cultura, documentales, ópera, danza, sinfónicas.

Por supuesto que luego esos programas no los ve nadie, pero queda tan bien decirlo, ¡postureo! Pero es que además se indignan porque no emiten suficientes programas de ese tipo, o a horas imposibles.

Me imagino al responsable de las cadenas televisivas: “Tengo aquí un documental de esponjas marinas que es la leche. Música relajante e imágenes de esponjas, que no se mueven nada, porque son esponjas. Voy a quitar el partido del Madrid de la final de la champions y obligar a mis televidentes a verlo”

Obviamente vivimos en una economía de mercado, todo está regido por los gustos de los consumidores. Una televisión con muchos documentales de esponjas no tiene ningún seguidor y lo único que puede hacer es cerrar, porque no es sostenible.

Ante esa economía de mercado debemos reconocer nuestra responsabilidad. Cada pequeña transacción que hacemos tiene influencia sobre lo que nos rodea. El café que nosotros y muchos más toma cada día permite a dos, tres o cuatro personas cobrar un sueldo y mantener un nivel de vida aceptable.

Hay cosas que deberían salir de la economía de mercado, todos nos damos cuenta. Algunas leyes obligan a cosas que nos cuestan dinero y que no nos gustan, pero a veces incluso es por el bien común. Los gobiernos, la Unión Europea pueden hacer muchas leyes, pero si cada uno de nosotros opta por no cumplir las leyes, es imposible colocar un policia a nuestro lado.

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.