Caudal y presión de suministro de agua potable en las redes de abastecimiento.

presion caudal de suministro de agua

Las instalaciones de seguridad industrial cuentan con múltiples y muy variadas disposiciones legales. Desde aspectos técnicos, a regulación de los agentes económicos de cada sector, requisitos esenciales de seguridad de los productos, o calidad del servicio a los usuarios finales.

Muchas de esas instalaciones de seguridad industrial son diseñadas, construidas, usadas y mantenidas para suministrar domiciliariamente energía o agua, que es el objeto central de esta anotación. El suministro de energía eléctrica cuenta con instrucciones técnicas que fijan normativamente la calidad de entrega del producto, al igual que el gas natural, sin embargo el campo del suministro de agua no cuenta con reglamentos o normas de obligado cumplimiento que establezcan parámetros de caudal y presión mínimo de suministro en punto de consumo.

El régimen jurídico del agua en España y Galicia está formado por dos leyes fundamentales, Real Decreto Legislativo 1/2001, texto refundido de la Ley de Aguas (Estatal) y Ley 9/2010 de Aguas de Galicia (autonómica). Además, otras disposiciones de menor nivel complementan y desarrollan dicho régimen.

La regulación de suministro y gestión de los recursos hídricos parte de unos principios:

a) Utilización sostenible y racional del agua y contribución a la preservación y mejora del medio ambiente y, en particular, de los ecosistemas acuáticos.

b) Compatibilidad de la gestión pública del agua con la ordenación del territorio, la actividad económica, la conservación y la protección del medio ambiente.

c) Unidad de gestión y planificación de la demarcación hidrográfica.

d) Participación de las personas usuarias, transparencia e información al público en general.

e) Garantía de la calidad del suministro del agua urbana en defensa de la salud de los ciudadanos y ciudadanas.

f) Garantía de eficacia en la prestación de los servicios públicos de abastecimiento, saneamiento y depuración.

g) Recuperación de los costes de los servicios relacionados con el agua, incluidos los costes medioambientales, para conseguir la suficiencia financiera del sistema en el marco de un precio asequible.

h) Solidaridad territorial en las inversiones en infraestructuras y de equidad social en las políticas tarifarias en la prestación de los servicios del agua.

i) Coordinación y cooperación entre las administraciones públicas con competencias en materia de agua y obras hidráulicas.

Para su consecución las competencias que recaen sobre la administración autonómica son:

a) La ordenación administrativa, planificación y gestión del agua superficial y subterránea, de los usos y aprovechamientos hidráulicos, así como de las obras hidráulicas que no estén calificadas de interés general.

b) La planificación y adopción de medidas e instrumentos específicos de gestión y protección de los recursos hídricos y de los ecosistemas acuáticos y terrestres vinculados al agua.

c) Las medidas extraordinarias en caso de necesidad para garantizar el suministro de agua.

d) La organización de la Administración hidráulica de Galicia.

e) El control y la tutela de las comunidades de usuarios incluidas en dichas cuencas.

Por otro lado, las entidades locales tienen la capacidad de:

a) El abastecimiento domiciliario de agua potable y su control sanitario.

b) El alcantarillado.

c) El tratamiento de aguas residuales, en su ámbito de competencia.

El agua es un bien común que debe ser gestionado integralmente. Se define el ciclo del agua de uso urbano en la ley de aguas, como el conjunto de actividades que conforman los servicios relacionados con el uso doméstico del agua en los núcleos de población: comprende el abastecimiento o captación de agua, el suministro, recogida de aguas residuales, su transporte, tratamiento, depuración y conducción al medio receptor.

Sirva lo redactado para que el lector, tome conciencia de las distintas administraciones que deben coordinarse y cooperar para una gestión eficiente del agua. Sin haber llegado todavía a los condicionantes técnicos que se pudieran establecer para las instalaciones de fontanería.

Parte del abastecimiento de agua es de competencia estatal, parte autonómica y parte municipal. Además, muchos ayuntamientos han externalizado la gestión de los servicios municipales de agua hacia empresas privadas.

Para la adecuada coordinación entre las competencias autonómicas y locales se dispone de dos instrumentos normativos a nivel técnico: el “Reglamento marco de prestación del servicio de abastecimiento” y el “Reglamento marco de prestación del servicio de saneamiento y depuración de aguas residuales”.

Las entidades locales deberán aprobar la correspondiente ordenanza municipal, que habrá de respetar dichos reglamentos marcos. El de abastecimiento todavía no ha sido aprobado, como lo fue el de saneamiento a través del Decreto 141/2.012 de 21 de Junio.

Sirvió también la Ley de aguas de Galicia para la creación de una entidad pública empresarial llamada “augas de Galicia” que recoge la mayoría de las competencias de la Xunta de Galicia. Pueden consultarse en dicha entidad las ITOGH, instrucciones técnicas para obras hidráulicas en Galicia. Constituyen documentos muy extensos, pero en ningún caso establecen un caudal o presión mínimo de suministro. Sencillamente establecen parámetros de cálculo, pero no como de obligado cumplimiento.

A nivel estatal las instrucciones técnicas las dispone el código técnico de la edificación en su documento básico HS-4. Como inicio del proceso de dimensionado obliga a las compañías a informar de los datos de caudal y presión que sirvan de base. El último nivel de regulación podrían ser los ayuntamientos, estableciendo regulaciones o especificaciones técnicas en sus contratos públicos de gestión.

Es llamativo por lo tanto que: mientras en el sector electrico cuenta con el Real Decreto 1955/2.000, que establece en su artículos 99 y siguientes el concepto de calidad del servicio, tanto desde el punto de vista de continuidad de suministro, (número y duración de las interrupciones), características de la onda de tensión e incluso calidad del servicio de atención al cliente. O la calidad del servicio de gas natural regulado en los artículos 63 y siguiente del Real Decreto 1434/2.002, con indicación de presiones mínimas de suministro en los diferentes rangos. No exista disposición igual en el ámbito de la fontanería, de carácter técnico. Debo recordar que la calidad higiénica del agua está regulada por el Real Decreto 140/2.003 de 7 de febrero.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.