¿Qué es un organismo notificado?

Europa

La liberalización del mercado y la regulación eficiente del mismo es lo que ha llevado a la Unión Europea a establecer normativas que permitan que sea más fácil la entrada de nuevos agentes. El problema es grave: ¿cómo se consigue que si alguien tiene una idea muy buena, para un producto o servicio, la pueda llevar a cabo lo más fácilmente posible?

En algunos sectores existen empresas muy grandes, monstruos de miles de personas. Es muy difícil que esas estructuras tan grandes modifiquen sus métodos de trabajo. La adaptación y la flexibilidad no es una virtud de los grandes. Sin embargo el adelanto tecnológico puede conllevar evidentes beneficios para los consumidores y para la economía en general. Muchas veces los avances tecnológicos son generados por personas o compañías muy pequeñas a las que es necesario hacer hueco rápidamente en el mercado.

La tradición es que, para casi cualquier cosa, la administración pública de turno tenía que autorizarnos. Otorgar el derecho que no poseíamos de inicio. Si queríamos abrir una cafetería había que pedir licencia de apertura. Si queríamos realizar una actividad industrial necesitabamos ser vigilados e inspeccionados para asegurar el cumplimiento de la normativa.

Ahora la inmensa mayoría de los derechos ya los tenemos. Nadie nos tiene que autorizar.

Una administración que vigile todos los posibles aspectos de las infinitas posibilidades de actividades industriales y/o servicios sería tan grande que no se podría mantener ni con infinitos impuestos. Por eso es necesario plantear un sistema en el que los propios fabricante se vigilen y, sencillamente obtengan la calidad que se plantean y que a sus clientes les parece correcta.

Los sistemas de gestión de calidad de producción no garantizan que los productos y/o servicios sean buenos. Solo que son lo buenos que uno se proponga de inicio.

Si yo quiero fabricar tornillos, tengo que cumplir la normativa correspondiente en cuanto al tamaño, la rosca y demás aspectos. Puede ser que exista un tipo de tornillo que solo se comercializa en España, pero también pueden existir tornillos iguales en toda Europa.

Esa sería la diferencia entre un organismo de control y uno notificado. El de control podría asegurar que se cumple la normativa española. Un organismo notificado expide un certificado de conformidad válido para todo el mercado de la Unión Europea. A dichas normas válidas para toda Europa se les llama armonizadas en los reglamentos técnicos.

Los organismos notificados son por lo tanto organismos de control autorizados según RD 2200/1995. Deben ser notificados por una administración competente a la comisión europea. Estarán entonces habilitados para realizar procesos de certificación de la conformidad en algunos ámbitos. Cada producto, instalación, reglamento técnico, constituye un ámbito distinto. No es necesario que estén notificados en todos, pero en los que elijan deben poder asegurar su competencia.

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s