Diseñando instalaciones con buen criterio. Inseguridad jurídica.

seguridad en las interpretaciones

De vez en cuando sale un nuevo reglamento técnico, generalmente una nueva versión de uno existente que actualiza diversos aspectos, o incluye algunas exigencias mayores. No falla, siempre que hablo con los agentes del sector, están en contra de las nuevas exigencias.

Algo de que lo que ya he elaborado mi propia teoría psicológica-antológica-nostálgica. Lo cual me hace ver lo necesario que es, que se publiquen nuevos reglamentos. ¡Ni con ellos se consigue que los agentes se actualicen! En algunos el nivel de cumplimiento va más bien por el anterior que por el presente.

Lo tengo claro, el mercado permite que agentes sin cualificación sobrevivan. No solo por precios bajos, sencillamente por inexistencia de competencia real. Cualquier instalador que lea esta entrada lo sabe, seguro que está harto de presupuestar obras en los últimos años y que su competencia realice instalaciones directamente ilegales o a precios ridículos.

Cuando se realiza una actividad, sea del tipo que sea, hay que cumplir unas normas. Pagar impuestos, ofrecer unas garantías a los clientes, etc. El que no lo hace sabe que es posible que sea sancionado y además castigado con la insatisfacción de sus clientes. No obstante en el mercado existen kamikazes, agentes que piensan en el hoy y no quieren un largo recorrido, sencillamente comer hoy y mañana ya se verá.

Cuando existen varios presupuestos en una obra, en los que algunos incumplen claramente la normativa, se genera inseguridad jurídica para el cliente y para todos los demás.

No estamos contando con mucha ayuda por la administración autonómica. La inacción parece dar la razón a los que incumplen. Mi impresión es que puede incluso ser algo predeterminado.

¿Qué se puede hacer? Cada uno tiene que saber que riesgos está dispuesto a asumir. Sin embargo cuando alguien me ofrece dos posibilidades yo suelo optar por aquella que más gente entiende como segura. Puede que sea más cara y puede que incluso me haga perder el trabajo. Pero no me sirve de nada un trabajo que me obligue a abandonar el mercado por mi pérdida de prestigio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s