Sustitución o reposición de caldera. Cuando hace falta proyecto o memoria técnica

MecheroEl artículo 2 del reglamento de calefacción tiene una redacción muy curiosa cuando establece lo que se considera una reforma.

2.3 Se entenderá por reforma de una instalación térmica todo cambio que se efectúe en ella y que suponga una modificación del proyecto o memoria técnica con el que fue ejecutada y registrada. En tal sentido, se consideran reformas las que estén comprendidas en alguno de los siguientes casos:

a) La incorporación de nuevos subsistemas de climatización o de producción de agua caliente sanitaria o la modificación de los existentes.
b) La sustitución de un generador de calor o frío por otro de diferentes características.
c) La ampliación del número de equipos generadores de calor o frío.
d) El cambio del tipo de energía utilizada o la incorporación de energías renovables.
e) El cambio de uso previsto del edificio.

Hay que denotar que en el proceso de construcción de cualquier tipo de instalación de seguridad industrial, el diseño y dimensionado es el primer paso, así considerado por casi todos los reglamentos de instalaciones. Por eso es comprensible que sean reformas aquellas que motivarían una re-evaluación del diseño y dimensionado de las instalaciones.

En el apartado b) se incluye como reforma la sustitución de un generador de calor o frío por otro de diferentes características.

El problema, para los amantes de seguir la normativa estríctamente, es que en ningún sitio dice que condiciones deben considerarse “diferentes”. La sustitución de una caldera de 100 kW, por otra similar de 105 kW, incluso siendo el mismo modelo evolucionado por el paso del tiempo, parece indicar que debe considerarse una reforma, pues tiene al menos una característica importante distinta. Aunque en realidad el cambio en el valor no va prácticamente a alterar la instalación. No obstante sigue el reglamento de calefacción:

2.4 También se considerará reforma, a efectos de aplicación del RITE, la sustitución o reposición de un generador de calor o frío por otro de similares características, aunque ello no suponga una modificación del proyecto o memoria técnica.

Quizá sean las palabras más importantes las que he resaltado en negrita:”a efectos de aplicación del RITE” y “reposición”. El reglamento establece en su artículo 15.4:

15.4 Toda reforma de una instalación de las contempladas en el artículo 2.3 requerirá la realización previa de un proyecto o memoria técnica sobre el alcance de la misma, en la que se justifique el cumplimiento de las exigencias del RITE y la normativa vigente que le afecte en la parte reformada.

De acuerdo con lo leído hasta aquí, el cambio de un generador de calor o frío por otro “distinto” (según 2.3) genera siempre documentación técnica de diseño que debe registrarse en el órgano competente de la comunidad autónoma.

Si se realiza una simple sustitución de un generador por otro exactamente igual (imagínate que instalas una caldera y a los dos años se rompe e instalas otra exactamente igual), no es necesario ningún tipo de modificación de la documentación de diseño, ni tampoco su registro en la administración pública.

Sin embargo, sigue el reglamento más adelante:

24.11 No será necesario el registro previsto en el apartado 1 de este artículo en caso de sustitución o reposición de equipos de generación de calor o frío cuando se trate de generadores de potencia útil nominal menor o igual que 70 kW, siempre que la variación de la potencia útil nominal del generador no supere el 25 por ciento respecto de la potencia útil nominal del generador sustituido ni la potencia útil nominal del generador instalado
supere los 70 kW.

Nota: El apartado 1 se refiere a la necesidad de registrar el certificado, el proyecto o la memoria técnica de diseño en el órgano competente de la comunidad autónoma.

Este último añadido reduce a las instalaciones en las que los generadores de calor y frío tienen potencia superior a 70 kW, las únicas en las que es necesario realizar documentación técnica y su posterior registro.

Conclusión: La sustitución de una caldera por otra exactamente igual, que consuma el mismo combustible, con el mismo uso y cuyos parámetros de funcionamiento sean sensiblemente parecidos, no necesita justificación mediante documentación técnica de diseño, proyecto o memoria técnica. Sin embargo, el cambio de un generador de calor o frío por otra, con algún parámetro importante distinto, motivaría la documentación.

¿Cuándo debe considerarse una caldera distinta? Tema para otra anotación posterior

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s