Revisiones de un depósito de gasóleo de calefacción.

Gasoil

Existen muchas instalaciones de calefacción y agua caliente sanitaria (A.C.S.) que funcionan con calderas cuyo combustible es el gasoil. Tanto viviendas unifamiliares, donde está el mayor parque de estas instalaciones, e incluso en algunas comunidades de vecinos.

Este combustible está perdiendo fuerza, no tanto por sus precios, cuyo único problema es su enorme volatilidad, más bien porque es un combustible sucio y contaminante para la atmósfera.

El Real Decreto 1.523/1.999 establece el reglamento de instalaciones petrolíferas para su consumo en la propia instalación. En su capitulo X establece las revisiones e inspecciones periódicas que tienen que pasar los depósitos.

El titular de las instalaciones deberá solicitar la actuación de las empresas instaladoras, mantenedoras o conservadoras para revisar y comprobar el correcto estado y funcionamiento de los elementos, equipos e instalaciones según los requisitos y condiciones técnicas de seguridad.

Del resultado de las revisiones se emitirán certificados, informes o dictámenes debidamente diligenciados, los cuales serán conservados por el titular a disposición de la Administración que lo solicite.

Las revisiones también pueden ser llevadas a cabo igualmente por los organismos de control.

PERIODICIDAD.

Las instalaciones de superficie que no requieren proyecto deben revisarse cada diez años. Las que requieren proyecto cada cinco años.

Quizá te interese: Legalización de una instalación de gasóleo.

REVISIONES.

  1. Correcto estado de las paredes de los cubetos, cimentaciones de tanques, vallado, cerramiento, drenajes, bombas, equipos, instalaciones auxiliares, etc.
  2. Si existe puesta a tierra, se comprobará la continuidad eléctrica de las tuberías.
  3. En los tanques y tuberías se comprobará el estado de las paredes y medición de espesores si se observa algún deterioro en el momento de la revisión.
  4. Comprobación del correcto estado de las bombas, surtidores, mangueras y boqueleres.

INSTALACIONES ENTERRADAS.

Estas instalaciones presentan el problema de que en caso de existir una fuga es difícil descubrirla. Por eso la norma exige especial cuidado con las revisiones a realizar.

a) Pueden tener protección contra la corrosión por corriente impresa. Debe realizarse una comprobación de su funcionamiento periódicamente.

b) Pueden tener doble pared con detección automática de fugas.

c) Pueden estar enterrados en cubetos estancos con tubo buzo.

d) Si no están en la condición b) o c) hay que realizar una prueba de estanquidad del depósito. Cada cinco años con producto y cada diez años sin producto.

e) Las tuberías tienen que ser sometidas a una prueba de estanquidad cada cinco años. La primera a los diez años.

Todas estas pruebas tienen que ser certificadas por un organismo de control.

 

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s