Regular la emisión de un radiador. Válvulas.

Sentados en el sofa

La sensación de confort térmico es única y particular para cada uno de nosotros. Las disputas enseguida aparecen cuando no es un único usuario. La temperatura de una habitación o local es como la televisión. Siempre que es otro el que tiene el mando a distancia, no nos gusta lo que pone.

Para establecer los valores de confort se hacen pruebas y estadísticas a muchas personas. De este modo se llega a unos valores medios que suelen ser los que a más personas satisfacen.

Para el modo calefacción la temperatura debe estar en torno a los 21 ºC y la humedad relativa en torno al 50%.

Radiador (3)

Todos los radiadores cuentan con una válvula o llave que nos permite modificar el calor que nos aporta.

La regulación de circuitos de calefacción se puede hacer por temperatura o por caudal. Cuando se busca un ajuste fino para circuitos secundarios es habitual regular por temperatura, pero para ajustes más sencillos se opta por la regulación por caudal.

Lo curioso, y que no mucha gente sabe, es que cuando cerramos una llave de radiador la mitad no conseguimos que la aportación de calor baje la mitad.

Imagínate un grifo que desde su posición completamente cerrada hasta su posición completamente abierta de una vuelta completa de 360º. Parece lógico pensar, y así sucedería si el mundo y la ciencia fueran perfectos, que si lo abrimos la mitad, 180º, la cantidad de agua que tiene que salir es justo la mitad que cuando está completamente abierto.

Es lo que se llama la proporcionalidad de la válvula. En realidad con los grifos de agua no pasa eso. Abrimos un poquito y ya sale una gran cantidad de agua. En general da igual si abrimos la mitad, 3/4 o todo el grifo, más o menos la cantidad de agua es la misma.

calefaccion y agua caliente sanitariaCon las válvulas de radiador pasa algo similar. La mayoría de ellas están graduadas de 1 a 5. Si las situamos a la mitad de su rango de regulación -2,5- el radiador va a emitir el 90% del calor de que es capaz.

Si quieres bajar considerablemente la potencia de tu radiador tienes que cerrar considerablemente la válvula.

Fíjate que regulación tan fina y exacta. Puedes ajustar todo lo que quieras la emisión de calor de tu radiador. Cada giro de la válvula supone una pequeña variación de temperatura.

Más allá están las válvulas termostáticas que incorporan un sensor de temperatura y ellas solas se encargan de adecuar su apertura a lo que haga falta en cada momento, consiguiendo de ese modo un ahorro considerable.

Fotografía principal de KerryMondragon.

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s