MIE-AEM 2. Reglamento de aparatos de elevación y manutención. Instrucción técnica de grúas torre de obra.

Grua Puerto de Vigo Diego CharlonLa instrucción técnica complementaria MIE-AEM 2 tiene por objeto establecer las condiciones de seguridad que debe cumplir el montaje y utilización de las grúas torre en obras de construcción o similares.

En su artículo número 2 se incluyen un amplio número de definiciones que contribuyen a establecer y fijar correctamente el ámbito de aplicación de esta instrucción técnica. Habría que resaltar las definiciones de las tipologías de grúas, (torre, elemento vertical de la grúa; pluma, elemento por el que discurre el carro de sujeción o que mediante la variación de la inclinación sirve para variar el alcance; grúa torre, aquella en que la pluma está unida a una torre giratoria y que sirve para el izado de elementos,…), las que se refieren a las alturas de la grúa, (altura autoestable, aquella en que la grúa se mantiene estable tanto en disposición de servicio como en veleta), también las que se refieren a valores de clasificación y carga (carga nominal; diagrama de cargas; momento nominal, máxima carga en altura autoestable) el  y otras.

El ámbito de aplicación de esta instrucción técnica serían todas aquellas grúas torre cuyo momento nominal es superior a 15 kN·m.

En su artículo 4 se especifican las condiciones que se deben cumplir para la fabricación o comercialización de las grúas torres. Todas las grúas llevarán su correspondiente certificado CE y contarán con un manual de instrucciones redactado al menos en castellano.

Para la instalación y puesta en servicio de todas las grúas torres será necesaria la elaboración de un proyecto redactado por un técnico titulado competente, que debe ser presentado ante el órgano correspondiente de la comunidad autónoma donde se vaya a instalar la grúa. Su contenido corresponderá con lo indicado en el Anexo II de esta instrucción. Si fuera necesaria la sustitución de los pies de empotramiento o de cualquier otro elemento estructural, debe ser fabricado por la misma empresa que fabricó la grúa, si esto no fuera posible debe ser fabricado por otra empresa que al menos cumpla los siguiente requisitos, iguales a los de las empresas fabricantes.

  1. Contar en plantilla a tiempo completo un técnico titulado competente.
  2. Contar con soldadores y procesos de soldadura homologados por organismos de control autorizados.
  3. Contar con los locales y los medios adecuados.
  4. Contar con una póliza que cubra las posibles contingencias de responsabilidad civil por al menos la cuantía de 1.000.000 € y cuya cantidad se actualizará adecuadamente.

Durante el proceso de fabricación, todas las piezas que constituyen la grúa llevarán su correspondiente código y serán certificadas por el técnico de la empresa fabricante.

El proceso de montaje de la grúa se hará de acuerdo con el proyecto. Los planos de situación y las características del terreno serán entregados por la empresa peticionaria. En el caso de que la grúa se cambie de situación durante el transcurso de la obra, no será necesaria la elaboración de un nuevo proyecto mientras las características del terreno sean similares. En el caso de que deba añadirse algún elemento estructural a la grúa, el mismo debe ser inspeccionado y certificado por organismo de control autorizado.

En el caso que la intensidad del viento lo aconsejará, se instalará un anemómetro en lo alto de la grúa, que emitirá una señal intermitente a partir de vientos de 50 km/h y continua a partir de 70 km/h.

Para la puesta en servicio de la grúa torre se debe presentar ante el órgano competente de la comunidad autónoma la siguiente documentación.

  1. Certificado firmado por la empresa instaladora y el usuario en el momento de la entrega de la grúa en el que conste el cumplimiento de la norma UNE 58.101, que se han hecho las comprobaciones de funcionamiento de los elementos y dispositivos de seguridad y que se entrega el manual de usuario con sus correspondientes diagramas de carga.
  2. Los informes de inspección del organismo de control. Tanto el realizado antes del montaje, como el realizado posteriormente.
  3. Certificado de instalación firmado por el técnico titulado competente de la empresa instaladora.
  4. El contrato de mantenimiento.
  5. El certificado CE.
  6. Otros certificados que documenten los elementos añadidos si existieran.

Sigue la instrucción técnica en su artículo 6 estableciendo las prescripciones que deben cumplir las empresas instaladoras, para ser consideradas como tales. Deben tener al menos un personal especializado de tres personas, dos mecánicos y uno eléctrico. Deben contar con un seguro de responsabilidad civil de 1.000.000 € y los locales y medios necesarios para el desarrollo de su actividad.

La utilización (artículo 7) debe ser siempre efectuada por un operador de grúa que ostente el carné de gruista en las condiciones que se indican en el anexo VI.

Todas las grúas torre deben ser mantenidas. El propietario o arrendatario debe realizar un contrato de mantenimiento con una empresa conservadora. Además cada 4 meses el usuario solicitará la revisión de la grúa por una entidad de control autorizada. En el caso de que sea grúas monobloc de menos de 170 kN·m con que se realice una inspección cada dos años será suficiente, sea cual sea el número de montajes que se han realizado.

En su artículo 9 indica la instrucción técnica los requisitos que deben cumplir las empresas conservadoras. Deben contar al menos con dos técnicos, uno mecánico y otro eléctrico. El personal vendrá determinado por el número de grúas que se mantengan con al menos 1 por cada 30. Contarán con los medios y locales adecuados y personas con carné de gruista de la misma categoría que realicen el mantenimiento.

Si una empresa ostenta las categorías de empresa instaladora y empresa conservadora con que ostente el seguro de responsabilidad civil correspondiente a una será suficiente.

En su artículo 11 indica el reglamento AEM 2 que cualquier grúa que se mantenga parada más de 2 años, en total inactividad debe superar una inspección por organismo de control. Del mismo modo, una OCA certificará las modificaciones esenciales de grúas instaladas. Considerándose como tal, aquellas que afecten a las características principales de la grúa, altura máxima, arriostramiento, …

El Anexo II de esta instrucción técnica incluye los datos y justificaciones que deben ser indicadas en el proyecto de instalación de la grúa. Datos generales, emplazamiento, titular, gruista, fabricante o importador. Cargas de trabajo, carga máxima, momento máximo y nominal. Planos de situación, emplazamiento, detalles de montaje. Manual de instrucciones, diagramas de carga, presupuesto de las obras, etc.

El Anexo III versa sobre los criterios de inspección que se deben seguir por los organismos de control, diviendolos en los que se realizan antes del montaje de la grúa y los que se efectúan a posteriori.

Antes del montaje debe realizarse una comprobación de la documentación, manual, certificados, etc. A ras de suelo comprobar todas las piezas de la grúa y todos los elementos estructurales comprobando que no existen deformaciones ni degradación de importancia. De dicha inspección se debe emitir un informe firmado por ambas parte, usuario e instalador en el que se indique su conformidad con la inspección.

Después del montaje se debe realizar una inspección en la que se realicen las comprobaciones de estabilidad, (las pruebas de carga, con las cargas nominales que deben permanecer en obra en todo momento, realizadas por el operador de grúa designado para la operación de la grúa). También se deben comprobar la instalación eléctrica, la cabina, su visibilidad, la existencia de diagramas de carga, su seguridad, su capacidad de acceso. Las protecciones, mecanismos y dispositivos de seguridad. Limitadores de carga, señalizadores. También se realizará una inspección de la estructura y sus uniones, para asegurar la inexistencia de malos montajes o deformaciones. Se comprobará finalmente que toda la documentación es correcta y cualquier otra revisión que sea necesaria.

El Anexo IV incluye modelos de manual de instrucciones, con las obligaciones del operador de grúa, las recomendaciones generales y las verificaciones y controles que se deben realizar periódicamente.

El anexo V incluye un modelo de certificado de la empresa instaladora firmado por técnico titulado competente.

Las condiciones que deben cumplir los operadores de grúa se indican en el Anexo VI. Su ámbito de aplicación es precisamente las grúas torres. El carné de gruista es válido en todo el territorio nacional y sus requisitos de obtención son

  • Ser mayor de edad.
  • Contar con un certificado de cumplimentación de estudios primarios.
  • Hacer realizado un curso teórico-práctico en el manejo de grúas impartido por un entidad adecuada.
  • Haber superado un examen médico, físico y psicotécnico.
  • Haber superado un examen en el ámbito de este reglamento realizado por el órgano competente de la comunidad autónoma.

El curso teórico-práctico será impartido con una duración mínima de 50 horas en su parte teórica y 150 h en su parte práctica, en la que se aprenderá el manejo de una grúa. Las entidades de formación deben contar con un personal capacitado y correctamente formado, que ostente el carne de gruista y con los medios y materiales adecuados, como una grúa para realizar las prácticas correspondientes.

La validez del carné de gruista es de diez años, será expedido por el órgano competente de la comunidad autónoma y podrá ser renovado después de realizar el correspondiente examen psicotécnico.

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s