Infracciones y sanciones en materia de instalaciones.

Policia

La ley 21/1992 de 16 de julio o Ley de Industria es el marco normativo que rige todas las instalaciones. En concreto en el capítulo 1 del título III regula los reglamentos de seguridad y su cumplimiento reglamentario en sus artículo 12 y 13.

Los artículos 30 al 38, que forman el quinto y último título de esta ley ordenan las infracciones y sanciones. Son varios los asuntos que me parecen desconocidos por la mayoría de instaladores y usuarios. En mayor o menor medida cada uno de los agentes del sector tiene su parte de responsabilidad.

Son infracciones graves.

  • La puesta en funcionamiento de instalaciones careciendo de la correspondiente autorización o inscripción registral.
  • No disponer de contratos de mantenimiento de las instalaciones con empresas habilitados en los casos en que sean obligatorios.
  • La expedición de certificados, informes o actas cuyo contenido no se ajuste a la realidad de los hechos.
  • El incumplimiento de las prescripciones dictadas por la autoridad competente en cuestiones de seguridad.
  • La inadecuada conservación y mantenimiento de instalaciones si de ello puede resultar un peligro para las personas, la flora, la fauna, los bienes o el medio ambiente.

No pretendo hacer una lista exhaustiva de lo que indica la ley. Pero cada una de las enunciadas antes puede conllevar una multa de hasta 90.000 € por ser consideradas infracciones graves.

¿Por qué escribo estas? Porque son incumplidas de manera sistemática. Me encuentro día tras día instalaciones que en su momento no fueron registradas para evitar un gasto mínimo en comparación con el coste de la instalación. El problema surge al pedir una subvención, ayuda o cualquier otro tipo de trámite. De hecho no hace falta que la ayuda sea específica para las instalaciones. A muchas pequeñas empresas se le solicitan todos los documentos acreditativos a la hora de hacer cualquier petición

Es generalizado el desinterés por parte de la gran mayoría de agentes de que la documentación refleje la realidad. Está claro que hacer las cosas bien da más trabajo que hacerlas mal. Día tras día tengo que justificar mis acciones porque mi competencia no lo hace con tanto detalle o perfeccionismo. El titular de las instalaciones también es responsable y mucho. En Galicia es habitual que el suministrador de energía no solicite la documentación, quiere vender y no le preocupa nada. En realidad el titular también puede ser objeto de un procedimiento sancionador y su correspondiente multa, que en casos de riesgo grave puede conllevar suspensiones de actividad temporales.

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s