No se aplica el reglamento de calefacción a los animales.

RITE no se aplica a granjas de animales

Los agentes del sector están tan acostumbrados a moverse dentro de los parámetros de confort del ser humano que sin darse cuenta también se los aplican a cualquier tipo de animal.

La cría en granjas de cerdos, pollos u otros, tiene unas características especiales que no tienen que “cumplir” el RITE. El confort de esos animales, o sus condiciones ideales de cría no tienen porque coincidir con los del hombre.

Del mismo modo, la instalación de una caldera en una nave industrial o para un proceso tecnológico tampoco debe inscribirse dentro de los parámetros habituales.

No será de aplicación el RITE a las instalaciones térmicas de procesos industriales, agrícolas o de otro tipo, en la parte que no esté destinada a atender la demanda de bienestar e higiene.

De hecho, las temperaturas y humedades relativas con las que estamos acostumbrados a trabajar corresponden con personas con un determinado nivel de vestimenta (1 clo) y prácticamente en reposo. Si necesitáramos calefactar un gimnasio, los parámetros deberían ser distintos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s