¿Cuanto calor puede emitir el suelo radiante?

Suelo radiante proyecto calefaccion ingeniero

En una anotación anterior comentaba la temperatura máxima a la que puede estar el suelo de un local que esté siendo calentado mediante una instalación de suelo radiante. 29 ºC para la zona habitable y 35 ºC para la zona perimetral.

En entradas posteriores explicaré como se llega a este tipo de valores, sin embargo hoy me gustaría ahondar en una de las características menos conocidas de las instalaciones de suelo radiante, su capacidad máxima de ofrecer una determinada cantidad de calor. Y es que por cuestiones físicas que no me parece interesante explicar existe un tope de emisión calorífica.

87,9 W/m2 es la potencia máxima que puede emitir el suelo radiante en modo calor en la zona habitable.

Ejemplo: Habitación de 10 m2, el suelo radiante solo puede emitir 879 W. Esta potencia que puede parecer mucha, no es tanta. Si la convertimos a elementos de radiador modernos pueden salir 8 elementos (tomo datos para este resultado de los valores más habituales de los radiadores de aluminio inyectado con salto térmico de 50 ºC)

En los inmuebles que se construirán en los próximos años, la demanda de calefacción es muy baja, pero en los que cuentan con 5-10-15 años no tiene por que ser tan baja. De hecho, si la superficie acristalada de la estancia es muy amplia la instalación de suelo radiante puede no ser capaz de emitir todo el calor que hace falta.

Muchos usuarios piensan que el instalar suelo radiante es solamente una cuestión de gusto, no es cierto. Aquellas viviendas o locales cuyas pérdidas térmicas a través de los muros y de las ventanas sean muy grandes pueden necesitar montar un radiador además del suelo radiante.

Cada vez es más habitual el uso de energías renovables como la geotermia o la aerotermia. Estas energías trabajan mejor, tienen mayor rendimiento, a temperaturas de instalación más bajas, por lo que el suelo radiante es la elección de emisión “natural”. Estos equipos de generación de calor basados en bombas de calor son capaces de enfriar también. Enfriar a través del suelo radiante es muy delicado, puesto que es fácil llegar a la temperatura de rocío, algo que depende de las condiciones ambientales, y ocasionar suelos húmedos. Por ello, en muchos casos no se realiza un enfriamiento real a través del suelo radiante, sencillamente se mueve agua – sin enfriarla- para que se evacúe el calor. Esto es lo que se conoce por enfriamiento pasivo.

42 W/m2 es la potencia máxima que puede emitir el suelo radiante en modo frío en la zona habitable.

Este límite en la emisión de frío no supone ningún problema en la mayoría de los casos en los que habitualmente estoy involucrado, en Galicia es suficiente con un poco de enfriamiento pasivo.

 

 

Anuncios

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s