El Ingeniero que sabe todo, no sabe de nada.

DT Ingeniería ha cumplido ya quince años desde su fundación. En todo este tiempo siempre hemos tenido que debatir con los agentes del sector la apuesta de valor que generamos. Las instalaciones de calefacción, agua caliente, energía solar térmica, ventilación, climatización, gas natural o propano están reguladas por reglamentos de seguridad industrial. En prácticamente todos estos reglamentos se exige la participación de un técnico competente cuando el tamaño de la instalación es un poco superior al de una vivienda unifamiliar.

Puedes leer también:¿Para qué sirve una ingeniería de instalaciones?

La estructura empresarial actual en la que la mayoría de las profesiones son contratadas con profesionales liberales, freelance o autónomos no ha calado demasiado en la sociedad. Incluso los promotores más importantes se ponen en contacto para obras de calado con empresas constructoras antes que con un equipo de técnicos.

Escritorio

Este tipo de estructura laboral está dificultando enormemente la entrada de nuevas tecnologías en el sector de las instalaciones. En la mayoría de los casos las empresas pequeñas y medianas no tienen la organización necesaria para preocuparse de algo más que no sea la solución de los problemas habituales del día a día.

Sin embargo, como pasa con casi todas las tecnologías que nos rodean, en los últimos años la evolución técnica ha sido asombrosa. La investigación científica y tecnológica está ofreciendo conocimientos y soluciones cuya aplicación ofrecería enorme ahorro energético al usuario final y mejoraría la ejecución de obra.

Un ejemplo de esto es la aplicación de programas BIM (Building Information Modelling. Modelado de información de la construcción)

Los programas CAD (Diseño asistido por ordenador), sustituyeron a los planos en papel. Ahora ya está buscándose una solución superior. Los programas BIM incluyen además de un modelado en 3D, que permite a los menos avezados visualizar mejor los espacios (a los clientes), toda la información que se quiera introducir.

En este tipo de programas, las instalaciones se diseñarían tal y como se van a construir. Se incluiría además información como en que semana o día se planifica su instalación, su coste, sus características. La evolución de los ordenadores permiten que ahora manejen con gran soltura una enorme cantidad de información.

Ciudad Lego

En Estados Unidos ya más del 30% de los edificios públicos se está construyendo utilizando tecnología BIM.

Sin embargo, en España su uso es poco más que testimonial en cuanto nos salimos de las grandes obras de ingeniería. Y a esta situación todos los agentes del sector de la construcción hemos ayudado. La falta de especialización confunde a nuestros clientes.

No hace tanto tiempo, los médicos valían para todo, sin embargo, ya a casi nadie se le ocurre pedirle a un traumatólogo que le recete unas gafas para lectura. Las pequeñas y medianas empresas creen que su salvación es hacer un poco de todo, nada más lejos de la realidad en la situación económica actual. Es imposible ser productivo, tener costes ajustados y por lo tanto ser interesante para el cliente en precios en todos los campos de nuestro sector. La globalización y por lo tanto la extrema competencia nos conduce a ser especialistas en uno o dos campos.

Anuncios

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s