Medida fácil para ahorrar energía en instalaciones de calefacción de comunidades de propietarios.

Cubo agua bomba abrevadero

En la mayoría de las instalaciones centralizadas de calefacción y agua caliente sanitaria existentes en los edificios de viviendas de una antigüedad relativa, el consumo energético “constante” debido a las perdidas de calor en los distintos circuitos de tuberías es muy elevado.

Hace 20 o 30 años la normativa no era tan exigente como lo es hoy con el nivel de aislamiento de las tuberías. El límite actual está en el 4% y para ello hay que tener en cuenta la mejora significativa que han tenido los materiales de aislamiento en los últimos años.

Es necesario considerar, por lo tanto, con mucha atención el trazado actual de nuestras instalaciones. En casi todos los edificios existen tramos totalmente sin aislar que discurren por el exterior del edificio o por dentro del garaje.

Por ello una medida con un coste fácilmente amortizable es la instalación de aislamiento que disminuya dichas pérdidas de calor. A todos nos gusta que nuestro dinero tenga el destino más adecuado, calentar los coches o a los pájaros no parece muy necesario.

Sin embargo existe una medida mucho más fácil, sin coste alguno y que repercutirá rápidamente en el consumo de la instalación.

Casi el 100% de las instalaciones comunes de agua caliente sanitaria cuentan con lo que se llama “una red de recirculación“. No es más que una o varias tuberías que mantienen el agua caliente “moviéndose” por todo el edificio. Su función es que la cantidad de agua fría desperdiciada mientras llega el agua caliente al abrir un grifo sea lo más pequeña posible.

Para mantener el agua en constante circulación se instala una bomba (habitualmente la más pequeña de la sala), que no suele tener un consumo elevado (5 W en el caso de bombas para viviendas unifamiliares). La bomba no es el problema, el problema es el horario de funcionamiento.

Muchas de las instalaciones de agua caliente centralizadas tienen el sistema de recirculación activo las 24 h-365 días. Lo cual está muy bien y parece lo más interesante para que se desperdicie la menor cantidad de agua.

La mayoría de nosotros está en casa a primeras horas de la mañana (al levantarse) y al final del día. Muchos ni comen en casa. Reducir el horario de funcionamiento de la bomba de circulación adaptandolo a nuestra forma de vida (la de todos los habitantes del edificio) es lo más adecuado. Al menos mantenerla apagada durante la noche.

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s