Reglamentos de instalaciones. No se hace lo que a uno le apetece.

Una de las discusiones más habituales con los usuarios se produce cuando ellos quieren hacer algo que no está permitido por los distintos reglamentos de seguridad de instalaciones. Porque es necesario recordar que el reglamento de captación de energía solar, el de electricidad, el de gas o el resto son reglamentos de seguridad.

04 Sala de calderas

Las leyes son el marco de comportamiento que todos hemos decidido darnos dentro de la democracia. En España existe la ley de industria. A partir de esta ley surgen determinados documentos, reales decretos, decretos, ordenes, instrucciones… Cada una con su determinada jerarquía, y que permiten, prohíben o aclaran distintos detalles que suelen suceder en las instalaciones.

De cualquier modo existen algunos reglamentos en los que el peso de la seguridad en las instalaciones sigue siendo la parte más importante. Sin embargo, en otros, sobre todos aquellos que rigen sectores estratégicos, se deja notar más la importancia de determinadas políticas globales y que no son exclusivamente temas de seguridad.

Un ejemplo claro de esto es el RITE, el reglamento de las instalaciones de calefacción, ventilación y aire acondicionado. Algo tan importante en la actualidad como el consumo energético y la emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera ha motivado la variación de la reglamentación que influye sobre las instalaciones térmicas. Este reglamento busca claramente marcar mínimos de rendimiento, conseguir que los equipos que se utilicen consuman la menor energía posible y sobre todo, reducir la producción de CO2, que es quizá la motivación de este reglamento.

De esta manera llegamos al usuario final. Alguien que cree que si pasa un cable o una tubería por donde a el le da la gana no pasa nada.

Es mi casa y hago en ella lo que me da gana…

Pues NO. Esa impresión de que cualquier cosa que me vendan tengo derecho a instalarla en mi casa es totalmente irreal. Existen límites en las instalaciones como en cualquier otro sector.

A nadie se le ocurre cortar un cinturón de seguridad del coche porque es suyo y hace con él lo que quiere. ¿Y la multa?

Cuando una persona quiere hacer una instalación o una reforma en su vivienda, en su edificio de viviendas, en un centro social o en una industria debería ponerse en contacto con un instalador autorizado. Si la instalación tiene un mínimo de importancia además será necesaria la presencia de un técnico competente que “duplique” la vigilancia de cumplimiento de los reglamentos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s