¿Para que sirve el certificado energético?

Todavía recordamos todos el boom inmobiliario. En esa época uno se acercaba a visitar la obra en la que, por ser zona interesante, o por cualquier otra razón estaban haciendo una obra o acababan de construir un edificio y todavía había viviendas disponibles.

En Pontevedra, y en Galicia en general, supongo que en el resto de España sería una cosa similar la mayoría de la gente se fijaba en el tipo de parqué, o en la calidad de las ventanas. Pero pocos se fijaban si las instalaciones eran adecuadas, se suponía que si nos vendían aquello es porque estaba “bien”, con toda la ilusión que poniamos en la mayor inversión de nuestra vida como para desconfiar que nos vendieran gato por liebre.

Desgraciadamente muchos de esos usuarios confiados están ahora en los juzgados exigiendo lo que consideran que es su derecho.

En cuanto a instalaciones eléctricas la mayoría de nosotros cuenta en sus casas con autenticos despropositos. Siempre desde el punto de vista de un usario es, para mi, increible que gracias a los mínimos del reglamento de seguridad contemos en el emplazamiento de la tv, con solamente dos enchufes. Muchos tenemos, la televisión, el dvd, la plataforma de juego, equipos de música, o en mi caso hasta un ordenador conectado a la televisión. Si, como usted, yo tambien tengo un enchufe múltiple.

La instalación de calefacción ha sido una de las más vapuleadas. Se han instalado en infinidad de ocasiones calderas murales muy sencillas, en muchos casos, tan sencillas que ni los propios fabricantes las ponían en sus catalogos, porque eran de “obra”, a precio.

Certificado de eficiencia energetica

Para evitar esto se ha creado el certificado de eficiencia energética. Con él, siempre que usted alquile o compre cualquier inmueble tendrá un índice que le informará sobre la calidad de las instalaciones. En un futuro próximo todas deberan ser letra B o A. En este momento la gran mayoría del parqué Español es E o F.

En el caso de obras en construcción existen dos certificados. El de proyecto, que como su propio nombre indica es, simplificando, lo que se quiere obtener, y el de final de obra, que es el real. Cualquier usuario debe fijarse en este último y comprobar los motivos, si es que existen, que han hecho que la etiqueta sea peor que lo esperado.

En este momento el mercado de servicios que giran en torno al sector de la construcción todavía sigue en una crisis importante. Esto ha ocasionado que multitud de profesionales se integren, buscando el caldero de oro que les salve, en el mercado de la eficiencia energética. En la mayoría de los casos están trabajando perdiendo dinero, lo que creo que incidirá directamente en la calidad de los certificados emitidos. Es probable que muchos certifiquen una determinada letra solo por la necesidad económica actual, influyendo por lo tanto en la calidad real de los edificios.

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s